El primer ciclo FIV

Empezamos el ciclo con Puregon
Así empezó todo…

Comenzamos nuestro primer ciclo FIV con un protocolo corto, es decir, el día que me bajara la regla tenía que llamar para pedir la cita del primer control de ecografía, para ver cómo evolucionaba con las dosis pautadas, y mi primer pinchazo sería al día siguiente de la regla. Ésta llegó el 28 de agosto, así que el 29 ya me estaba pinchando y la primera ecografía de control fue el 1 de septiembre.

Y llegó el primer temido pinchazo…

…que fue absolutamente nada. ¡¡¡Tranquilidad total!!! Porque de verdad ni se nota… Y como os decía, empecé con los pinchazos en día dos del ciclo, con una dosis de 125 de Puregon. Por si todavía no estás muy puesta, las dosis las ajustan normalmente en base a una serie de datos, entre otras, la analítica de la hormona Antimulleriana (AMH en adelante). Este análisis se realiza con una muestra de sangre e indica la reserva ovárica, pero únicamente en cuanto a cantidad porque la calidad es imposible de saber. La obtención del número de ovocitos en una punción no permite “malgastar” alguno para realizarle un análisis, así que imagino que es por eso que nunca sabemos cómo es la calidad. Mi AMH fue de 4.69, por lo que en principio, parecía que no habría problema para tener una buena cantidad de ovocitos.

¿Cuántos días me tengo que pinchar en el tratamiento FIV?

El número de días que te pinchas es variable de unas mujeres a otras, depende de cómo evolucionen los folículos en cuanto a su crecimiento. En mi caso, fueron 8 días de pinchazos en el primer tratamiento:

  • 8 días con 125 de Puregon (del 2 al 9 de septiembre de 2015)
  • 4 días con Orgalutrán (del 3 al 6 de septiembre)
  • Ovitrelle para desencadenar la ovulación (6 de septiembre)
¿Y la medicación es igual para todas?

Para nada. Cada mujer es un mundo y cada centro también. En mi segundo tratamiento alucinarás porque me cambiaron a protocolo largo y las hormonas…. ¡¡¡eran nasales!!!

No hay una receta maestra, el primer tratamiento FIV siempre es un experimento realmente para ver como evoluciona todo y que de pistas a los médicos para el siguiente en caso de que con los resultados obtenidos no haya habido un positivo.

Por cierto, no tomaba nada más que Femasvit desde la punción como complemento vitamínico para FIV y una ampolla de hidroferol de 0,266mg poco antes del tratamiento para subir mi vitamina D de cara al tratamiento de reproducción asistida. Ahora la historia es otra, jajaja.

Resultados del primer ciclo FIV
  • En la punción recuperaron 11 ovocitos de los cuales 10 eran ovocitos maduros.
  • De esos 10, fecundaron 7. Dado el número, nos dijeron de llevarlos a blastocistos.
  • LLegaron 3 a día 5, de los cuales 2 eran calidad C y fueron los que transfirieron. El tercero se paró finalmente.
  • Resultado beta: negativa  🙁

Es fundamental entender una cosa cuando se empieza en FIV: es una carrera de fondo. Conseguirlo a la primera es posible pero casi imposible. Tengo amigas entre mis valientes guerreras que lo han conseguido, pero son excepciones. Y esto lo digo para que vayáis siempre preparadas porque hay que luchar por el positivo, y si no, ya iréis viendo a qué punto de lucha hemos llegado.

¿Y ahora qué?

Bueno, creo que hay dos opciones:

  1. Empezar de nuevo. Muchas parejas se lanzan a la aventura nuevamente. Como digo siempre, esto es prueba y error, y lo que decidas estará bien 🙂
  2. Parar y revisar qué pruebas puedes hacerte. Nosotros optamos por esta opción. Nos llevó 6 meses hasta el siguiente tratamiento, pero porque entre medias, tuvimos un problemita con una prueba (cagadita más bien de una clínica… muy fuerte!!).

Y en el siguiente post, nos movemos hacia la fase de más pruebas: Pruebas tras un negativo

¿Qué te ha parecido?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *